23 de marzo de 2015

The Strain. Vamos a la guerra. Final de la primera temporada

The Strain (foto: canal cuatro)
puntuación 3,5 / 5
Después de trece capítulos nos dejó la primera temporada de "The Strain" basada en la primera novela de la "Trilogía de la oscuridad" de Chuck Hogan y Guillermo del Toro (El espinazo del diablo, Blade II, Hellboy, El laberinto del fauno , entre otras).

Un avión procedente de Berlín es el desencadenante de toda la historia. Con él, además de los pasajeros y la tripulación que llegan muertos, o al menos en principio, aparece un virus desconocido que rápidamente se propaga por toda la ciudad de Nueva York. Poco a poco vamos descubriendo que más que un virus son unos parásitos que acaban controlando a toda persona que infectan provocando que muten a una especie de vampiros un poco diferentes a los acostumbrados.
No les gustan la luz ni la plata como a los tradicionales pero ahora estas nuevas criaturas, controladas por "El Amo", no morderán a sus víctimas con sus colmillos sino que las succionarán la sangre gracias a un apéndice en forma de larguísima lengua que se les ha creado al mutar. Quizás para mí esta nueva forma de "chupar la sangre" es lo menos atractivo de la serie. No me convencen esas especies de trompas "elefánticas" que les salen a los vampiros de la boca. Me gustaba más el típico mordisco en la yugular y a correr para que no te pillen.


A partir de estas premisas veremos un grupo de individuos, algunos muy pintorescos, que serán los encargados de luchar contra esta nueva clase de vampiros modernos. Cada vez hay más monstruítos chupasangre por lo que acabar con todos ellos será imposible. Para sintetizar esta gran cruzada solamente bastará con acabar con la mente que los controla. Como dice el refrán "muerto el perro se acabó la rabia". Por lo tanto, muerto "El Amo" adiós a los vampiros.

Tengo que reconocer que los primeros dos, tres episodios no me conquistaron. Es más, estuve a punto de dejar la serie para verla en otros tiempos mejores. No había mucha acción y pasaban los minutos sin grandes sobresaltos. Pero mira por donde que a medida que iban pasando los capítulos me iba enganchando poco a poco y casi sin darme cuenta llegué al número trece. Sí, buen número para acabar la primera temporada.


"The Strain" no es para nada innovadora, al menos para mí. Es la típica serie en que un grupo de valientes serán los encargados de salvar al mundo de las típicas criaturas demoníacas que cuesta "un montón" matarlas. La sangre, cómo no, es la protagonista principal. Cabezas cortadas, miembros mutilados, disparos por aquí y por allí, vamos, un festín para los amantes del género. A esto le añadimos, y es lo que más me gusta, los paréntesis que se hacen en la historia actual para remontarnos a otros tiempos pasados. En ellos nos explican un poco el cómo y por qué de lo que está pasando. Quizás yo los ampliaría más porque a veces son más interesantes estas vueltas al pasado que lo que hay en la actualidad.

Han sido treces capítulos donde, podemos decir, que se han sentado las bases para afrontar la segunda temporada (confirmada la renovación) que tal como acabaron diciendo en la primera "será la guerra" contra estas criaturas infernales y a lo mejor no lucharán solos nuestros valientes ya que nuevos vampiros han aparecido para, en principio, luchar junto a ellos contra "El Amo" y sus seguidores ... O no !!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Visitantes recientes