19 de mayo de 2015

Mad Max. Furia en la carretera

Mad Max : furia en la carretera (2015)
director George Miller
intérpretes Tom Hardy, Charlize Theron, Nicholas Hoult, Hugh Keays-Byrne,
Zoë Kravitz, Angus Sampson, Rosie Huntington-Whiteley,
Riley Keough, Nathan Jones, Abbey Lee, Josh Helman, Courtney Eaton
género Ciencia Ficción, Futurista, Acción país Australia
puntuación 4 / 5
Han tenido que pasar treinta años desde la tercera y última entrega de las idas y venidas de nuestro héroe Mad Max para poder de nuevo disfrutarlo. Ha sido demasiado tiempo sin poder vivir sus aventuras futuristas en un mundo apocalíptico donde el agua y la gasolina siguen siendo los bienes más preciados para poder sobrevivir. Sin ellos no eres nadie, estás muerto y si los controlas eres el amo.

Arena y más arena. Todo desierto. Ese es el escenario donde se moverán nuestros protagonistas. No existen ciudades ni casi poblados. La gente rodea y obedece al que ha conseguido ser más listo consiguiendo el poder sobre los demás. Son fortificaciones donde se asientan los pocos habitantes que quedan y que intentarán protegerlas a toda costa contra las otras tribus vecinas.

Ya no tenemos a Mel Gibson como el centro de la historia. Ahora le toca el turno a Tom Hardy. Tenía miedo de que Tom no diera la talla y que me acordara demasiado de su antecesor. No fue así. El nuevo Mad Max es digno sucesor del original. Me lo creo en su papel de hombre duro atormentado por su pasado y con su trocito de corazón. No desentona en ningún momento con lo que la saga nos tiene acostumbrados. Y a su lado, bueno, que decir de la gran Charlize Theron. Su presencia llena la pantalla y es la acompañante perfecta para Tom Hardy incluso a veces superándole. Si en lugar de ser la cuarta entrega de Mad Max hubiera sido "Pepe y Pepa en acción" hubieran igualmente triunfado. Vamos, totalmente acertado la elección de nuestros dos protagonistas al igual que los acompañantes con especial atención a uno malo que luego no lo será tanto. Cuando la veáis sabréis a quien me refiero. Hasta los malos más malos tienen su encanto.


Eso sí, la película es violenta. No es que sea para tirarse de los pelos pero no se os ocurra llevar a vuestros hijos pequeños a verla pensando que salen los hermanos mayores de Disney. Es una continua sucesión de peleas, tiros, muertes, sangre, estallidos salvajes, persecuciones con engendros creados a partir de trozos de automóviles extintos, esclavas sexuales para tener hijos sanos, etc.
Lo tiene todo para pasar un buen rato siempre que te guste este tipo de películas y te guste también tener la adrenalina por las nubes.

En resumen, vuelve Mad más fuerte que nunca y con todo la magia que nos cautivó hace años. No se ha perdido ni un gramo de interés por esas historias en un mundo de muerte y más muerte. Es el comienzo de la era pos Mel Gibson. Su legado ha conseguido perdurar a lo largo del tiempo y volver con más fuerza que nunca en espera de futuras historias que contar en la gran pantalla.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Visitantes recientes